El caso español. Agua y bosques: 7 aspectos que tal vez no conozcas (II)

ENTRADA EN IAGUA DE JACOBO MALDONADO. EL ORIGINAL LO PUEDES ENCONTRAR AQUÍ.IMG_1249

A continuación seguimos comentando los 3 aspectos que quedaron pendientes en la entrada anterior relativos a la celebración del Día Mundial de los Bosques el 21 de marzo de 2016. Os recordamos que este año estaba dedicado al tema de los bosques y el agua y la oficina de comunicación de la ONU había lanzado una nota informativa de gran éxito entre los medios de comunicación de nuestro país. Sin más dilación empezamos con los tres epígrafes.

5. El cambio climático está alterando el papel de los bosques en la regulación de los flujos de agua, e influye en la disponibilidad de recursos hídricos.

El razonamiento básico es el siguiente. Si el cambio climático está alterando el régimen de precipitaciones y temperaturas, el balance hídrico de un suelo forestal se verá alterado también ya que depende de estos dos factores. Si las temperaturas aumentan la evapotranspiración potencial lo hará también, incrementando la demanda de agua lo que asociado a una disminución de las precipitaciones y una mayor irregularidad de las mismas da como resultado un mayor grado de aridez. Es decir los territorios caracterizados como áridos aumentarán.

El clima mediterráneo es especialmente sensible en este sentido. La duración del estiaje aumentará y la aparición de sequías aumentará su frecuencia previsiblemente. Las masas forestales mediterráneas aprovecharán al máximo hasta la última gota disponible en forma de precipitación primaveral y otoñal. Sin embargo, los recursos hídricos que van a parar tarde o temprano a la red hidrográfica se generan a finales del invierno e inicios de primavera cuando los suelos están saturados. En estas fechas las lluvias acumuladas de otoño e invierno superan la capacidad de retención del suelo y la demanda de agua por la vegetación es muy débil debido a las bajas temperaturas invernales. Es el periodo en el que el agua se infiltra en el subsuelo. En consecuencia la aparición de otoños más secos y más cálidos en los que el balance entre precipitación y evapotranspiración sea inferior al actual será la clave directa en cuanto a la generación de recursos hídricos futuros.

6. Una mejor gestión de los recursos hídricos puede representar importantes beneficios económicos.

En entradas anteriores hemos hablado de la necesidad para nuestro país de desarrollar ciencia y saber en el campo de la selvicultura hidrológica. Definimos como selvicultura hidrológica el arte o la ciencia del cultivo y manejo de los bosques para la provisión de caudales de forma continua y sostenible. Dichos caudales pueden ser destinados a provisión de agua de calidad lo que abarata mucho los procesos de depuración. También es posible conseguir una mayor uniformidad de caudales disminuyendo el número de avenidas e incrementando parcialmente los caudales durante el estío lo que ahorraría caudales en necesidades básicas de embalsamiento (Este es un ámbito prioritario para investigar).

SEGUIR LEYENDO

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s