EL GORRIÓN UN VIEJO CONOCIDO EN PELIGRO

POR MANUEL ARRETXEA PARA NATURALEZA VECINA.

Sentados en una terraza del parque, esperando en la parada del autobús, o mientras caminamos por los paseos de la ciudad. En cualquiera de estas situaciones podemos observar su figura regordeta, moviéndose con rápidos saltitos mientras busca algún resto de comida que llevarse al pico. Es la más conocida y familiar de las especies que  pueblan nuestras ciudades, el gorrión común, y el 20 de marzo es el día elegido para alertar de su preocupante situación.

Esta especie ha convivido con el hombre desde que se tiene memoria. De origen europeo, ha acompañado a la humanidad en sus migraciones hasta llegar a poblar todos los continentes. Muy adaptable al habitat urbano, con el paso del tiempo se ha convertido en comensal de nuestra especie: aunque omnívora con una dieta a base de granos, semillas, frutos, bayas y pequeños insectos, se alimenta muchas veces de nuestros desperdicios de comida. Esta dependencia ha llegado a hasta tal punto que los gorriones comunes no tardan en irse de una población si ésta es abandonada por sus habitantes humanos.

Pero el corto y expresivo trino de esta familiar compañía está siendo cada vez más difícil de escuchar en nuestros jardines: durante las últimas tres décadas su población se ha reducido drásticamente en algunos países europeos, hasta el punto de que ya es raro verlos en ciudades como Londres o Praga. En nuestro país ha experimentado un declive, menor pero también preocupante, con una disminución de su población del 8% entre los años 1998 y 2013.

En el medio rural, la explicación de este fenómeno puede ser el reciente cambio a la agricultura intensiva, y la generalización del uso de pesticidas y plaguicidas en el campo. En otras regiones pueden haber desaparecido también a causa del abandono de muchos pueblos pequeños y la reducción de los cultivos de cereal. Por otro lado, en la ciudad su desaparición es debida a diversos factores, relacionados muchas veces con los cambios de usos y el funcionamiento de las ciudades modernas.

Se atiende más a la limpieza de las calles, parques y jardines, por lo que tienen menos disponibilidad de desperdicios humanos. Así mismo, fumigamos nuestros jardines con insecticidas, privándoles de las larvas de todo tipo, saltamontes, grillos y escarabajos con los que alimentan a sus crías, necesitadas de una dieta más rica en proteínas. Las malas hierbas, donde también encontraban insectos con los que alimentarse, han sido también erradicadas.

Al haber menos alimento disponible, crece la competencia con especies mayores como las palomas y las urracas. Además, la aparición de especies foráneas y muy agresivas como la cotorra argentina ha empeorado la situación. Y el aumento de gatos callejeros, su principal depredador, está haciendo mucho daño.

Pero es que también les estamos impidiendo encontrar alojamiento: talamos por seguridad los árboles viejos, los ejemplares donde precisamente construyen con preferencia sus nidos los gurriatos. Nuestros edificios modernos con profusión de cristaleras y estructuras de cemento tampoco les permiten encontrar un hueco donde nidificar.

 

En definitiva, parece que la artificial limpieza de nuestros entornos urbanos, la búsqueda de la perfección  arquitectónica de nuestros edificios, aparte de nuestra torpeza introduciendo especies invasoras, están privando a nuestro amigo de los recursos necesarios para su subsistencia. Una vez más, la idea de naturalización de nuestros entornos urbanos asoma de entre las posibles soluciones.

Ayer domingo día 20 de marzo, se celebró el día mundial del Gorrión común (WORLD SPARROW DAY)

IMG_1341

En la ventana de Naturaleza Vecina: “el paraiso del gurriato”.  Buscando pamplinas (Estellaria media), la planta entre la que retoza, que le proporciona semillas muy apetecibles, brotes verdes y cuando se seca un material ideal para sus nidos. Los gorriones cosechan mis macetas de buenas hierbas en época de nidificación. Al lado tienen otro recipiente con agua y el camino hasta la ventana tiene la seguridad que ofrece el ramaje de un plátano de sombra.

IMG_1203

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s