UNA FICCIÓN NATURALISTA (2): EL LINCE IBÉRICO SE HACE “GATO” (VECINO DE MADRID)

CARTEL LINCE TEXTO

CARTEL LINCE TEXTO

Por Manuel Arretxea para Naturaleza Vecina.

El paseante es una persona de mediana edad ataviada con prendas de lino y algodón de producción sostenible, muy a la moda este año 2036. Saborea un café con leche de soja orgánica sentado en una terraza del Parque Lineal de La Castellana, un oasis liberado del tráfico rodado que conecta Atocha con la Plaza de Castilla. Lee con curiosidad la continuación del artículo publicado el 16 de febrero en el periódico “El Androide Ilustrado”, dedicado al papel que han jugado las especies predadoras estabilizando los ecosistemas de la provincia de Madrid, al nivelar la pirámide trófica en una reacción en cascada.

El artículo llama la atención del lector acerca del cambio radical acaecido en el paisaje madrileño desde finales del siglo XX, devastado por la sobreexplotación o abandonado a su suerte, sin control de sus ecosistemas y en que los linces y lobos madrileños se habían perseguido durante siglos hasta su práctica extinción, hasta nuestra época.

A principios del siglo XXI, diversos equipos de investigación encontraron células epiteliales de tracto intestinal de lince ibérico en excrementos recogidos en la zona de los ríos Alberche y Cofio, lo que indicaba la presencia de ejemplares de esta especie en la región.

La constatación de que el lince ibérico probablemente no había desaparecido nunca del todo de los campos madrileños, alentó el cambio de perspectiva social provocado también por la presencia de lobos en nuestra provincia. Se comenzó por definir una política conservacionista sostenible, que en el caso del lince se concretó en aplicar políticas activas para su conservación. En 2017 se decidió impulsar definitivamente un plan de recuperación específico para el lince en Madrid.

Se reforzaron las poblaciones naturales con nuevas reintroducciones procedentes del Programa de conservación ex-situ del lince ibérico. A lo largo de la provincia se identificaron lugares favorables para la creación de nuevos núcleos de población de lince ibérico entre los que destacaba, además de los excepcionales parajes de los ya mencionados ríos Alberche y Cofio, el Monte de El Pardo. Este bosque mediterráneo, uno de los más representativos de toda la región, contaba con la ventaja de su poca humanización pero con un hándicap muy importante en el 2016: las limitaciones asociadas a la escasez de conejos, por lo demás muy abundante en zonas tan humanizadas como la vecina Casa de Campo o los nuevos parques forestales madrileños como el de Felipe VI, o en la misma M-30.

La llegada del lobo ibérico al Pardo descrita en el artículo del “Androide Ilustrado” abrió la puerta al lince de forma indirecta. Su presencia equilibró la población de Jabalíes del Monte de El Pardo, señalado por sus guardas y gestores como el principal causante de la baja densidad del conejo. En consecuencia las poblaciones de este lagomorfo, principal presa del Lince, aumentaron rápidamente y el Pardo pasó a ofrecer todas las características para facilitar el siguiente paso a favor del felino.

La introducción de varios ejemplares de lince ibérico en El Pardo produjo una cascada trófica: en su papel de superpredador, no sólo llego a equilibrar las poblaciones de su principal presa, el conejo, sino que redujo el número de otros predadores como zorros o gatos monteses, al entrar en competencia con ellos por el territorio y las presas. Esto, junto a la dispersión de grandes herbívoros producida por la llegada del lobo, produjo a la larga la recuperación de vegetación herbácea y arbustiva, y la desaparición de los procesos erosivos que en algunas zonas habían llegado a ser importantes.

A la luz de los resultados, no cabe ninguna duda de que la gestión de los grandes predadores de la región de Madrid, más la protección de grandes territorios de la Sierra y la llanura en un mismo espacio bajo la figura de Parque Nacional, fue una combinación de actuaciones muy afortunada. Bosques de montaña, matorrales.

PD. EL CARTEL QUE ILUSTRA EL BLOG, LO ADQUIRÍ EN 2016 EN www.entornopye.com

 

Anuncios

Una respuesta a “UNA FICCIÓN NATURALISTA (2): EL LINCE IBÉRICO SE HACE “GATO” (VECINO DE MADRID)

  1. De regreso el lobo, el lince y, con ellos y como consecuencia de ello, también recuperado el madroño (hoy en día con poblaciones casi relícticas en la Comunidad de Madrid) ya sólo faltaría el retorno del oso pardo a los campos madrileños (desaparecido nada menos que hace casi medio milenio)… Ojála el “Andriode Ilustrado” pueda darnos noticia de ello en próximas y cercanas ediciones.
    Magnífico y, sobre todo, hermoso artículo, compañeros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s