EL PARQUE DE EL RETIRO Y LA TRAGEDIA DE LOS COMUNES.

IMG_4440

Según la wikipedia, “ La tragedia de los comunes (en inglés Tragedy of the commons) es un dilema descrito por Garrett Hardin en 1968, y publicado en la revista Science. Describe una situación en la cual varios individuos, motivados solo por el interés personal y actuando independiente pero racionalmente, terminan por destruir un recurso compartido limitado (el común) aunque a ninguno de ellos, ya sea como individuos o en conjunto, les convenga que tal destrucción suceda.

En términos de uso del Parque, estamos en una situación en la que millones de usuarios, actuando de forma independiente y racionalmente, maximizando nuestro disfrute de El Retiro, empezamos a deteriorar un recurso limitado compartido, el Parque, aunque a ninguno de nosotros nos convenga o interese su destrucción.

Sigue diciendo la wiki que “Se considera que el dilema representa un ejemplo de trampa social en el que se enfatiza un conflicto social sobre el uso de los recursos comunes al implicar una contradicción entre los intereses o beneficios de los individuos y los bienes comunes o públicos”. Es un caso muy similar al de nuestro planeta la Tierra (La Tierra es el común)” en la que los ricos están sobreconsumiendo y los pobres esperan impacientes a unírseles” (Barry Schwartz)

El ejemplo original de Hardin se puede describir así: imagínese un pastizal cuyo uso es compartido entre un número cualquiera de individuos. Cada uno de esos pastores tiene un número dado de animales en ese pastizal. Los pastores observan que a pesar de ese uso, queda suficiente pasto no consumido como para pensar que se podría alimentar aún a más animales. Consecuentemente, uno tras otro lo hacen. Pero en algún punto de ese proceso de expansión de la explotación del pastizal, la capacidad de éste para proveer suficiente alimento para los animales es sobrepasada, consecuentemente, todos los animales perecen debido al agotamiento o sobre explotación del recurso (Wikipedia).

El motor que alimenta este proceso en El Retiro es la fuerza de la maximización egoísta del disfrute. Cada usuario encuentra conveniente hacer lo que le place (aunque esté permitido) aún a sabiendas de que puede suponer un deterioro para el  disfrute de los demás: producción de ruidos, basuras, deterioro de las praderas, riesgo de atropello, ocupación exclusiva del espacio… El usuario egoísta aumenta su grado de satisfacción a consta de que los demás pierdan calidad en el mismo y disminuyendo la suma del disfrute global conjunto llegando a provocar un cambio en la vocación del uso “comun”. Al final el Retiro deja de ser El Retiro, y en este proceso la mayoría de los usuarios salen perdiendo.

En el caso de los pastos, se deterioraria el pasto y se perdería el ganado, con efectos prácticamente irreversibles. En este caso, tan solo podrían surgir como potenciales beneficiario otros colectivos como  los promotores urbanístico a favor de la perdida del valor natural de praderas y pastos. (Cambio de usos de suelo)

Para Hardin, el centro del asunto trata de la relación estructural o institucional (legalizada) entre los principios de libertad, responsabilidad y necesidad y el mal uso —abuso y demanda sin límites o restricciones (exceso de derechos de uso o ausencia de derechos de preservación)— sobre los recursos naturales, mal uso en general debido u ocasionado por el crecimiento de la población y cuya solución se encuentra en la restricción incremental de algunos derechos o libertades (Wikipedia)

En consecuencia el Parque del Retiro, requiere, desde este punto de vista, un acuerdo entre sus usuarios individuales para alcanzar una medidas de preservación y conservación del bien común a largo plazo, o bien la intervención de una autoridad reconocida en este sentido, El Ayuntamiento. O bien la aplicación de procedimientos mixtos entre estas dos opciones. Es tiempo de actuar, aún estamos a tiempo y además las soluciones nos saldrán más baratas.

IMG_2196

Anuncios

3 Respuestas a “EL PARQUE DE EL RETIRO Y LA TRAGEDIA DE LOS COMUNES.

  1. Estoy muy de acuerdo con este interés tan argumentado que estáis demostrando co el Retiro. Creo que lo expuesto en este articulo es muy razonable y, ojalá, abra la capacidad de ver y razonar y miremos el Retiro con otra mirada. Gracias por ese concepto de <> Si pronuncio interiormente “el común”
    ,todo se me ensancha por dentro.

  2. Jacobo… Ahora lo entiendo!! Tienes toda la razón.
    Un apunte: psicológica y socialmente, el Retiro tiene un valor incalculable para los Madrileños, valor que debe pesar tanto o más que su valor medioambiental!. Con esto quiero decir que antes de restringir deberíamos incrementar esfuerzos en su mantenimiento y en la educación y concienciación de sus paseantes; en mi humilde opinión.
    Maravilloso artículo, enhorabuena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s